Inicio Juan Quispe Rodríguez Como mejorar la nutrición y la economía con los huertos y granjas...

Como mejorar la nutrición y la economía con los huertos y granjas familiares

11
0
Fuente: Eroski Consumer
Juan Quispe Rodríguez
jquispe@unah.edu.pe

A través  de la experiencia adquirida en la labor de promoción y asistencia técnica a los agricultores sobre todo de las zonas andinas se ha podido observar que aún queda la buena costumbre de sembrar en colindancia con sus hogares pequeñas áreas destinadas a la siembra de cultivos


y de tener animales menores y mayores que bien podríamos llamarlos huertas y granjas familiares, lo cual es bueno para las familias, estos están ubicados junto a la vivienda rural, en una superficie que varían desde los 100 a 1.000 m2.

Con características diversas en cuanto a tamaño y estructura, se los puede definir como sistemas de producción rural que combinan funciones físicas, económicas y sociales.

Las principales actividades que realizan es la siembra y cultivo de diversas hortalizas y otros vegetales de consumo progresivo según las necesidades de la familia, inclusive tienen algunos árboles frutales, forraje, plantas medicinales y la cría de animales como las gallinas, cuyes, patos, cerditos, vacas, carneros, etc. Incluye la participación de todos los miembros de la familia. Los huertos y granjas familiares producen alimentos para el autoconsumo, productos agroforestales, además de ingresos económicos adicionales.

Los huertos y granjas familiares son pequeños sistemas de producción de alimentos para el autoconsumo que contribuyen a mejorar la seguridad alimentaria y la economía de las familias que se dedican al agro, según su tamaño y capacidad de producción, pueden llegar a proporcionar una variedad de alimentos de origen vegetal y animal durante todo el año, los productos del huerto y la granja permiten a la familia consumir su propia producción, lo cual significa un ahorro con relación a ir de compras al mercado.


Del mismo modo, se pueden generar ingresos adicionales por la venta de los productos excedentes, por todo lo mencionado, el mejoramiento o la promoción de huertos y granjas en las familias de áreas rurales con bajos recursos económicos y deficiencias alimentarias, tiene gran importancia para el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional de estas poblaciones.

Fuente: UNA AVENTURA EN EL CAMPO

El huerto y/o granja familiar además constituyen un sistema de producción de alimentos complementarios, denominados así porque complementan aquéllos básicos como el arroz, maíz, trigo, cebada, papas, yuca, etc. Generalmente está bajo el manejo y control de los componentes del grupo familiar, los alimentos producidos pueden estar destinados exclusivamente al consumo familiar, o una parte al consumo y una parte a la venta, o estar dirigidos principalmente a la venta.

Se sugiere que las familias tengan como primera prioridad satisfacer primero el consumo familiar con los alimentos producidos, para mejorar su alimentación y el resto destinarlo a la venta.

Finalmente, podemos manifestar que el huerto y/o granja familiar desarrollado en forma integral nos puede brindar suficientes alimentos, muy nutritivos y sobre todo saludables para toda la familia durante todo el año, y que también se pueden almacenar, o vender para obtener ingresos y asegurar la compra de algunos insumos agrícolas, así como bienes y servicios necesarios para la vida familiar o para situaciones de emergencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí