Inicio Idelia M. Cristobal Lobaton Cocinas fantasmas

Cocinas fantasmas

43
0
Fuente: Cucinare
Idelia Mirta Cristobal Lobaton
icristobal@unah.edu.pe

En la cocina magazine se publicó, un artículo interesante las Dark Kitchen o cocinas fantasmas que son tan reales y salvadoras de los restaurantes en tiempos de crisis, gracias a estas cocinas muchos encontraron un medio para sostenerse creando su propio empleo, siendo autónomos, dueños de sus propios negocios.


Como afirma la revista “solo con una cocina, aunque sea fantasma, late un restaurante”. Una sinergia donde un cocinero y su equipo ganan el sustento para sus familias. Ante la imposibilidad de encontrar empleo, nace las cocinas fantasmas donde los clientes siguen disfrutando de los platos en sus hogares u oficinas. Estas cocinas sin comedor, satisfacen más de un 20% de las demandas de comida a domicilio.

Los Dark Kitchen son establecimientos gastronómicos que preparan menús para su distribución. No tienen sala, comedor, mesas ni sillas. En lugar de ello solo requieren de una zona de empaque para ser entregados y una buena cocina profesional. No requiere de alquiler de grandes locales para su instalación, surge con ellos el fortalecimiento del sistema coworking con profesionales independientes, emprendedores dentro de este proyecto.

Siempre han existido locales donde el cliente no puede quedarse, compra su menú y se lo lleva, desde desayunos, ceviches, almuerzos, postres, etc. Sin mozos, ni azafatas.


En la cocina magazine se hace referencia a las cocinas fantasmas en España, se va ampliando constituyéndose una opción interesante, fortalecido por los nuevos hábitos de consumos en domicilio, siendo una opción laboral. Ejemplo de ello es Instamaki, de especialidad de sushi opera a través de canales online.


Fuente: Público

Glovo y Deliveroo trabajan su propio Dark Kitchens en 2018, habilitaron edificios para instalar 12 cocinas y las ofrecieron en alquiler. Un negocio en crecimiento. Un ejemplo según ABCdesevilla Málaga dio a conocer el proyecto Booh, que en sus cocinas se preparan los platos de las cinco marcas propias de la empresa: Comida crujiente, tailandesa, mexicana, hawaiana y china.

Es un startup de aventura en el mundo de la restauración. Cuenta con ocho módulos de 14 metros cuadrados en los que marcas externas y chefs emprendedores pueden prender sus fogones sin tener que realizar una gran inversión inicial para crear su establecimiento.

Con un pago de un canon y un alquiler mensual acceden a esta incubadora de restaurantes y disponen de una cocina profesional totalmente equipada. También se encarga de difundir en las principales apps de comida a domicilio como Glovo, Jus Eat. Uber Eats y Deliveroo y gestiona las entregas con sus propios repartidores.

Finalmente se reconoce el nacimiento de los Dark Kitchens, siendo un modelo de negocio el proyecto Booh, para los amantes de la gastronomía peruana, la forma de encaminar su negocio con el alquiler de las cocinas equipadas y especializadas por el tipo de comida de las diferentes regiones instaladas en otros países, permitiendo la exportación de profesionales en gastronomía o siendo un reto para los emprendedores de llevar a otros países muestra variada gastronomía peruana con más de 491 potajes diferentes (Guinness).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí