Inicio Yolanda Aroquipa Durán La tarea de la vida

La tarea de la vida

392
0
Fuente: Twitter
Yolanda Aroquipa Durán
yaroquipa@unah.edu.pe

La educación es un proceso continuo y ella se da por diversas formas; siendo informal o formal, presencial o a distancia, así mismo se emplean diversos medios y materiales para concretar con la transmisión de una serie de valores y conocimientos permitiendo el enriquecimiento personal.


En ese sentido la educación consiste en aflorar desde adentro y no imponer desde afuera, el sujeto que aprende no es un cubo que necesita llenarlo, tenemos que sacar fuegos; ¿qué hay que encender entonces? ¿qué es lo que hay dentro? ¿qué es lo debemos sacar?, ellos son recursos, talentos, habilidades, posibilidades y capacidades que nunca los encontraremos si no creemos que existen.

Vivimos en la era digital, así hoy si le das a un niño un celular casi lo conoce todo incluso más que el maestro, consecuentemente no se debe educar de la misma forma que antes, ya que el mundo ha cambiado, debemos enseñar otras cosas como la ética aristotélica, la creatividad, el trabajar en equipo y en cooperación, para crear una confianza en los estudiantes. Cuando hablamos de la educación debemos tomarlo en sentido amplio; ya que no solo es transmitir conocimientos, sino que los maestros debemos brindar una educación integral y solo así formaremos personas.

No podemos dejar la educación física; porque mejora la neurogénesis y la neuroplasticidad; es decir hacer ejercicios físicos es moverse, eso nos ayuda a que mueran menos neuronas y se ramifiquen más. También es necesario recuperar el valor de las artes como la pintura, la música, la danza; porque son entrenamientos directo del hemisferio derecho, permitiendo desarrollar la creatividad, los sentimientos y habilidades especiales tanto visuales y sonoras formando parte de las habilidades blandas.


Los docentes tienen una misión; “inspirar y explicar” a los estudiantes la importancia de la educación. A menudo, los profesores se enfrentan con estudiantes que presentan falta de experiencia y falta de interés, además de una actitud de desprecio para el estudio.

Fuente: Magisnet

Entonces ¿El profesor tiene la responsabilidad de mostrar la importancia de la educación a los estudiantes? Desde luego que sí, pero no está “solo” en esta misión. La educación se construye de manera colaborativa, todos tenemos un interés en el resultado de la educación.

El gobierno brinda directivas generales, crea programas educativos y proporciona recursos; así como la escuela implementa el modelo de enseñanza y los padres dan el ejemplo a sus hijos, asimismo los estudiantes deben colaborar y dar lo mejor de sí mismo. Esto significa trabajar juntos, nuestra colaboración es precisamente el compromiso con el aprendizaje continuo.

La educación no debemos confundirla con la búsqueda de un diploma, la educación no es solo lo que se vive dentro del aula; la educación se da por toda la vida, además todos somos estudiantes, ya que es continua. Si piensas que te graduaste y ya no necesitas estudiar, estás equivocado.

Bajo este contexto la tarea de la vida es asumir con mucha responsabilidad el proceso de nuestra educación como personas y más aún si somos docentes; ya que los beneficios son bastantes, solo con la educación podemos enfrentar dificultades, asumir retos con dignidad y perseverancia y solo así tomar buenas decisiones que sean coherentes con lo que buscamos en la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí