Inicio César T. Zambrano Arce ¡Estoy amando a la vida!

¡Estoy amando a la vida!

355
0

Por: César Teófilo Zambrano Arce


Como diría la canción “Acuérdate…” del cariño y del amor que has despreciado, de los sueños que has borrado, así empezaba una linda canción de los años 90.


Y llevándola a la actualidad vemos que las personas tenemos que recordar el aprecio de aquellos que ya no están con nosotros, las noches que faltaban por vivir. Acuérdate de las sombras de tus dudas que existía. Acuérdate que hoy las luces se apagan para muchos peruanos. Acuérdate del cariño y las sombras que tuvimos, pero ahora ya no estás, solo siento en mí que algún día nos encontraremos y dirás lo hermoso que fue la vida a tu lado, todos tenemos a alguien por extrañar.

⇒ VEA TAMBIÉN: Salvando vidas: héroes de blanco

Si supieras que difícil fue esto sin ti, solo te escribo para decirte que estamos bien, que te extrañamos y seguiré aquí hasta volvernos a ver, hoy he vuelto a leer la carta que me dejaste, una y otra vez, hoy quisiera decirte las cosas que no te dije ayer, si supieras que difícil es todo sin ti, si uno podría volver a tener lo que un día perdió, sería maravilloso para muchos, pero que al despertar uno se da cuenta que solo fue un sueño.

…hoy he escrito mil veces tu nombre en estas cuatro paredes…

…hoy he vuelto a mirar la vida de una forma diferente…

…hoy he vuelto a mirar cada foto tuya una y otra vez…

…Si tuviera el valor de poder terminar todo aquí…


Fuente: Mejor con Salud

Sueños borrados para muchos hoy en día, vemos que muchos pierden a sus seres queridos, vemos que la vida solo fue pasajero para muchos, damos vuelta al mundo y no encontramos nuestra verdadera paz como seres humanos.

Soy consciente que ha pasado un buen tiempo, pero te recuerdo como la primera vez, aunque nunca más pude verte, escribir es otra forma de volverte a ver en mis sentimientos, sobre todo que hoy te recuerdo como un día muy especial, se apagaron las luces, pero el mío nunca se apagará porque siempre te recordaré.

Al menos el ultimo día le acompañé, pero no te pude acompañar a tu cita con la oscuridad, yo no sé si me extraño, solo sé que ya no está. ¡No sabía que su sonrisa fue un adiós!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí